domingo, 23 de octubre de 2011

Planificacion del entrenamiento

Planificación del entrenamiento y medidores de esfuerzo.
Historia del entrenamiento ciclista





Hace años, el entrenamiento ciclista era una cuestión de añadir kilómetros a los kilómetros. Al final de la temporada cada ciclista contaba entre sus hazañas la cantidad de kilómetros que se había hecho, que en muchos casos era mucho mayor que el más avezado de los domingueros.
En la actualidad el entrenamiento deportivo en general y el ciclista en particular se ha vuelto mucho más científico los pulsómetros y los medidores de potencia, por nombrar algunos de los dispositivos más famosos.
Ahora es posible entrenar en su país y que tu entrenador esté al otro lado del mundo, se le puede enviar todos los datos de su actividad diaria: distancia, duración, altura, velocidad, pulso y la potencia en vatios, todos de la bicicleta a través de Internet.

Pulsómetros

Hay muchos tipos de pulsómetros en el mercado. Algunos son válidos para varios deportes, mientras que otros son específicos de ciclismo, dando mucha más información que el pulso.

Polar es probablemente la marca más conocida de pulsómetros.
La mayoría suelen dar información sobre lo lejos que has llegado, cuánto tiempo te has tardado, y qué velocidad has hecho en cada momento, a la vez por supuesto que el pulso.
Si pasamos a una gama más alta y gastamos un extra de dinero, podemos tener información sobre la altitud, la pendiente de la subida, la temperatura, revoluciones de los pedales.
Luego podemos descargar todos los datos en el ordenador para ser analizados con posterioridad.
Medidores de potencia en bielas.

Medidor potencia

Este es un dispositivo muy caro que mide la potencia aplicada por el ciclista sobre los pedales.
Además de medir la potencia total, es capaz de comparar si hay alguna descompensación entre ambas piernas.

Se utiliza principalmente en el entrenamiento de alta intensidad.

El modo de entrenamiento de la era moderna.

La vieja escuela de hacer más y más kilómetros ya está superada y hoy en día ha quedado totalmente obsoleta. Es una forma poco eficiente a la ve que aburrida.

Una vez se ha adquirido un estado de forma básico, es ahí donde la técnica puede echarle una mano y la tecnología pueden echarle una mano.

Un monitor de pulso le dice cuando y cuanto tiene que esforzarse, y cuando puede volverse a casa porque por hoy ya ha sido suficiente.

Lo más importante es disfrutar de la bicicleta y del maravilloso esfuerzo; cuando la actividad ciclista se convierte en una obligación, ha llegado el momento de parar y hacer algo más diferente.

Los pulsómetros pueden encargarse de la tarea de un correcto entrenamiento, tomar el trabajo de la puesta en forma correcta, pero hay que escuchar lo que dice el cuerpo, descansar cuando no quiere hacerlo y darse un paseo cuando apetece aunque no sea “eficiente”.

Si no es divertido no merece la pena, ese es mi lema.

Accesorios para el calentamiento y el cuidado del cuerpo.

Si estás en una carrera o va a ser un duro entrenamiento que necesita preparar los músculos para el esfuerzo que viene, el aceite de calentamiento ayuda a la preparación para la actividad física, aumentar la circulación sanguínea y la oxigenación del músculo gracias a la presencia de ozónidos
La mejor forma para una temporada de éxito es el establecimiento de un plan de formación adecuado. Esto podría hacerse simplemente por tener un programa de entrenamiento en ciclos de cuatro fases.

Fuente: http://www.ropa-ciclismo.com/blog/entrenamiento/planificacion-entreno-medidores-esfuerzo/

No hay comentarios: